5 razones para aprender idiomas en la infancia

Daniela

Muchas investigaciones afirman que la mejor etapa para aprender idiomas es la infancia debido a la plasticidad cerebral que poseen los niños. Además, se han identificado varios beneficios de aprender una segunda lengua: mayor entendimiento sobre otras culturas, el retraso de enfermedades mentales como el Alzheimer, mejores posibilidades laborales, independencia al viajar al extranjero, etc. Sin embargo, a pesar de los muchos beneficios que tiene el aprender otro idioma (hoy en día el inglés en particular), el estudio de éste comienza en la segunda mitad de la enseñanza básica en muchos casos.

Muchos estudios han probado que estudiar idiomas en la temprana infancia es la mejor opción, y que no causa confusiones o desórdenes lingüísticos en la mente del niño (como se creía antes). Esto no significa que no podamos aprender otro idioma cuando somos mayores, pero será más lento y difícil que adquirirlo en los primeros años. Aquí presentamos 5 ventajas:

  1. Acento: está probado que la infancia es la etapa ideal para adquirir un acento extranjero que no tenga interferencias con el materno. Investigadores de la Universidad de Washington afirman que a mayor edad, es más difícil adquirir una pronunciación similar a una de un hablante nativo.
  2. Diversión: Los niños disfrutan aprender. A ellos no les importa si mejorarán sus habilidades cognitivas o motoras, ellos sólo quieren jugar y pasarlo bien. Esta es la misma actitud que adoptan los niños cuando aprender otra lengua. Esto puede llevarse a cabo con canciones, juegos, rimas, adivinanzas, etc. Ellos lo disfrutarán.
  3. No hay miedo: A diferencia de los adultos, los niños no tienen miedo a equivocarse cuando intentan algo nuevo. Esta actitud es muy positiva cuando se quiere aprender otra lengua, pues al inicio será muy probable cometer errores, pero la diferencia está en atreverse, ¡y los niños lo hacen!
  4. Red de apoyo: cuando los niños cuentan con una red de apoyo que los ayuda a tener exposición a un nuevo idioma los buenos resultados están garantizados. Los padres pueden enseñarles nuevas palabras a través de juegos y el profesor con canciones o libros. El trabajo en conjunto entre padres y profesores es fundamental.
  5. Concepción de mundo: cuando los niños aprenden otra lengua desde pequeños, el bilingüismo o multilingüismo se vuelve parte de su realidad cotidiana y lo asumen como algo normal en el mundo que los rodea. Esto los hace más abiertos y tolerantes con otras culturas y realidades.

Todos estos motivos (y muchos más no descritos aquí) deberían motivar a los padres para exponer a sus hijos a otro idioma en la temprana infancia. ¡No sigas perdiendo el tiempo y expón a tus hijos a un nuevo idioma!

Compartir enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Quiénes somos
© 2015 Top Clases, empresa de clases particulares en Santiago de Chile.