La necesidad de las clases particulares en el contexto educativo actual

Daniela

Si tu objetivo es mejorar tus aptitudes y conocimiento de un área en particular, todo tipo de instrucción que recibas será útil. Si esta afirmación es cierta, entonces los beneficios de las clases particulares son enormes. Tú tendrás la ventaja de tener un profesor particular sólo para ti. Parece imposible dudar sobre los grandes beneficios que esto podría ofrecerte. En una sala de clases, un profesor debe atender a más de 30 estudiantes, todos con diferentes habilidades, diferentes ritmos de aprendizaje, fortalezas y debilidades diversas, etc. A pesar de esto, se suele suponer que un profesor debe considerar al curso como un grupo homogéneo ignorando las individualidades. El profesor, por muy bueno que sea, no podrá asegurar el aprendizaje de todos y cada uno de sus estudiantes.

Bajo estas condiciones la situación es fácil para un estudiante brillante, pero no lo es tanto para un estudiante promedio. Por esto muchas veces los estudiantes promedio o por debajo del promedio se sienten intimidados, no pregunta, quedan atrás, y como consecuencia no aprenden lo que deberían a pesar de tener la inteligencia necesaria. El problema es el ritmo de las clases que no es el adecuado para todos los estudiantes que conforman un grupo heterogéneo. Tomando en consideración esta situación cotidiana de las salas de clases, el rol del profesor particular toma gran importancia. Éste pondrá a disposición del estudiante todas sus herramientas metodológicas y estrategias para potenciar todas las habilidades que un estudiante promedio no puede explotar porque sus clases con otros 30 compañeros no lo permiten. Con un profesor particular, el alumno podrá decir con más confianza cuáles son sus dificultades, qué es lo que necesita mejorar y por sobre todo, podrá explotar todo el potencial que un sistema educativo poco individual no explota.

Comparado con los conflictos de la sala de clases y con las distracciones e intimidación provocada por otros estudiantes, el ambiente relajado en el que un profesor particular y su estudiante pueden trabajar puede ser el elemento clave que proporcione buenos resultados. La mayor parte de los profesores particulares están dispuestos a viajar a las casas de sus estudiantes, lo cual puede ser un factor beneficioso para el estudiante, pues las clases se llevan a cabo en la comodidad de su hogar y en un espacio familiar para éste.

Sin duda los beneficios de las clases particulares son evidentes. Aunque muchas veces signifique un esfuerzo económico para las familias, es una inversión a largo plazo que puede significar un cambio radical en cómo el estudiante concibe su aprendizaje y sus habilidades.

Compartir enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Quiénes somos
© 2015 Top Clases, empresa de clases particulares en Santiago de Chile.