Tocar un instrumento es mejor para tu cerebro que sólo escucharlo

Daniela

musica

Mientras muchas investigaciones han sostenido que escuchar música como los clásicos de Beethoven y Mozart podría mejorar la potencia auditiva del cerebro (El efecto Mozart), los expertos de Penn Medicine sostienen que aquellos que tocan instrumentos son los que en realidad más se benefician.

Tocar un instrumento puede ser uno de los mejores métodos para mantener el cerebro en buenas condiciones. “Involucra la mayor parte del sistema nervioso central”, afirma el doctor John Dani, encargado de neurociencia en la escuela de medicina de la universidad de Pensilvania. El doctor afirma que esta actividad involucra ambos lados del cerebro (derecho e izquierdo). Por ejemplo, tocar el violin – como muchos instrumentos – requiere usar la mano derecha para hacer algo diferente de lo que hace la izquierda. Tocar el violín implica usar el sistema nervioso periférico, el cual controla el movimiento de los dedos como también la motricidad fina. La función ejecutiva del cerebro, la que hace planes y toma decisiones, entra en juego cuando un músico toca una parte de la canción pero también lo mantiene enfocado en la parte que viene después. Juntando esto con el total de input sensorial (visual, auditivo y emocional), tocar un instrumento se vuelve un completo entrenamiento para el cerebro. Estudios recientes sugieren que la música puede ser uno de los mejores ejercicios para nuestro cerebro – aparte de ser divertido como pasatiempo.

Una excelente noticia al respecto es que aprender un instrumento a temprana edad provee beneficios a lo largo de la vida del cerebro. Tomar clases de música a los 60 o incluso más viejos puede ayudar a mejorar la salud del cerebro también, ayudando a disminuir la pérdida de memoria y las funciones cognitivas. Los resultados de un estudio indican que las personas que empezaron a tocar piano entre los 60 y 85 años notaron que después de 6 meses, aquellos que habían tomado clases de piano mostraron significativas mejorías en la memoria, fluencia en el lenguaje y mayor velocidad al procesar información, entre otros cambios cognitivos. Nunca es demasiado tarde para aprender algo nuevo.

 

 

Compartir enShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest
Quiénes somos
© 2015 Top Clases, empresa de clases particulares en Santiago de Chile.